domingo, octubre 17, 2021

 

La Morada de los Sueños

La tenue luz de una vela

danza nerviosa en brazos

de un viento que crea

luces y sombras, trazos

fugaces sueños de cera


Son de cera los sueños que crepitan

y frágiles se agitan como tú, tenue llama

descalzos, sobre blanco satén, vibran

y a mentes febriles que sueñan, claman


En las frías noches de invierno, silentes,

al oscuro abismo, las almas se lanzan

o en oceanos de miedo, se hunden lentamente

sin una Tierra que asir, sin esperanza


Mientras, millones de ojos observan atónitos

la lenta agonía de las almas, que no sueñan

que en el mar de sus miedos naufragan


Más allá de la noche, más allá

de los miedos humanos, lejanas ...

en las alturas celestes, rítmicas,

millones de alas baten armónicas


Y así, el Gran Río de Plata, fluye,

Es Uno, y son millones, que viajan

incansables, tenaces, buscan el Centro:

La morada donde habitan los Sueños.

El Camino de los hombres,

escrito en las estrellas del Cielo


Mientras, en un cuarto diminuto,

mecido por el mar embravecido

crepita la tenue luz de una vela

Y un pequeño hombre sueña

mundos infinitos.

Sobre el blanco tapiz, 

discurren vidas y rios

 ... mares y destinos

... nubes y anhelos

Y en un mundo lejano, nace un Niño,

Una luz de esperanza,

en la negra noche de oscuridad y miedo.







miércoles, octubre 14, 2020

 

Identidad

 

Siento mis ojos cansados

Mis parpados pesan

Bajo mis pies, el vacío

Cielo y mar se funden

en una línea difusa, irreal

Un paisaje sin contornos,

inmóvil en el tiempo,

que mis ojos exploran

en busca de una forma,

una idea o pensamiento,

de una razón de existir

 

Sobre un lienzo azul pálido

Se dibujan nubes de algodón

Las miro hacerse y deshacerse,

en miles de pequeñas hebras

que por vientos empujadas, viajan

sabiéndose portadoras de sueños

 

Ya no erran mis ojos perdidos

por un desierto azul difuso

Ya los siento en sus orbitas

moviéndose mecidos,

extasiados por el dulce vaivén

de gráciles sirenas aladas

que en nubes transformadas

esparcen sueños al viento

 

 

Ya mis párpados pesados se cierran

Ya mis ojos vencidos se entregan

… y se transforman en viento

Ora surcan los mares de trigo,

bañados por la cálida luz matinal

ora juegan entre ramas de olivos

vibrando a la dulce caricia solar

Ya siento el cosquilleo de la libertad

Filtrarse entre mis sueltos cabellos

Ya se extiende ante mí el Camino

que abre las puertas de mi Identidad

 

 



domingo, agosto 18, 2019



Irrealidad


Reapareces una y otra vez ante mi
Tu presencia lo inunda todo
Los recuerdos, tristes o gozosos, se diluyen
En tus turbias aguas, grises y opacas

¿Quien sabe que secretos encierran?
¿No yacen en tu lecho de lodo y cieno
Los versos febriles del poeta delirante,
Las pasiones ardientes entre amantes,
O el terrible tormento del asesino
que quiso lavar su crimen en tus aguas?
Y quien soy yo sino una gota más
entre muchas de este lago inmenso

Me detengo
Miro ensimismado tus aguas color plata
Acudo a ellas buscando una respuesta
¿Qué sentido tiene mi triste deambular
Rondando tus márgenes difusos?
El viento gime y riza tus aguas
Celosas guardianas de secretos
Insondables

Aguas que separan dos mundos
Vislumbro la figura del barquero*
Definirse entre halos brumosos
Que emanan de tus aguas
¿No eres acaso el lago sin nombre?
¿O tal vez tus aguas encierran tantos
concebidos por la imaginación humana?

Mas el inquietante surco que deja a su paso
el barquero portador de ánimas, se transforma
Oh, mi Dios! Las brumas se disipan …
Nítidas líneas se dibujan sobre el lienzo de plata
Los trazos convergen en un paisaje montañoso
Cumbres nevadas, bosques poblados de hadas,
Ríos de aguas caudalosas que te arrastran
Irremediablemente … a la vida.

* El barquero Caronte transportaba las almas por la laguna Estigia al reino de Hades


domingo, septiembre 23, 2018


66ºN 21ºW

Extremo
Extremo es el lugar que transito
Extremo el viento que golpea
Impasible mi espíritu
Cada centímetro de mi piel
a su capricho expuesto

Refugio
Frágil morada de cañas y telas
Vulnerable, como el hombre que alberga
Minúsculo esquife a la deriva
en un océano embravecido
pero al fin, resiste …
resiliente a los embates

Recuerdos
¿No fuiste tú viento tenaz?
¿No fuiste tú quien llamaste
mi alma en su tibio refugio, adormecida?
¿Quién si no, entrando por mi oído
Pobló mi mente de sueños imposibles?

Heme aquí, fiel a tu reclamo
Pues si la flor solitaria en el camino
al ser mecida por tu aliento,      
esparce su polen al viento
No seguirá mi alma el mismo sino?

Pues polen del alma, son los sueños
Habitan el alma, como las estrellas el cielo
Anhelan ser libres. Son los hijos del viento
La voz interior, que silencia los miedos …